Pescador

Pescador

  • 1903
  • Bronce patinado
  • 52 x 33 x 50 cm
  • Cat. E_25
  • Adquirida en 1936
  • Observaciones: El original de piedra se encuentra en el Monumento a Alfonso XII en el parque del Retiro de Madrid.
Por:
Isabel Tejeda

Pescador se fundió en Hermanos Codina de Madrid y parte de un original en piedra de un detalle del monumento a Alfonso XII que se encuentra en el parque de El Retiro de Madrid. Para este monumento, Inurria diseñó dos esculturas en piedra que representaban las alegorías de la Marina; para ello eligió las figuras de un marinero y de un pescador. Ambos varones, aguerridos, rotundos y con la mirada fijada en el infinito, se fusionan en un grupo compacto. Pescador (1903) recoge en bronce solo una cabeza tocada con un sombrero que lo protege con un ala larga el cuello y embozado hasta la barbilla. Contrastan los rasgos marcados de este personaje, de boca apretada y ceño fruncido, con la suavidad y serenidad con la que Inurria representa el rostro femenino en Ensueño.

Isabel Tejeda

 
Por:
Isabel Tejeda
Mateo Inurria
Córdoba 1867 - Madrid 1924

Según Juan Antonio Gaya Nuño, Mateo Inurria supo fusionar el legado modernizador francés derivado de la influyente figura de Auguste Rodin con los discursos oficiales, con lo que generó una obra a medio camino entre el naturalismo y la idealización. Se formó en el taller de escultura industrial de su padre, en la Escuela de Bellas Artes de Córdoba, dirigida por el padre de Julio Romero de Torres, de la que Inurria sería profesor; continuó sus estudios entre 1883 y 1885 en la Escuela de Bellas Artes de Madrid y llegó a ser pensionado de la Diputación Provincial de Córdoba. Es esencial citar que trabajaba como restaurador en la Mezquita de Córdoba y en el yacimiento de Medina Azahara. A finales de siglo viajó por Francia e Italia, estancias que le serían de gran provecho para su desarrollo artístico posterior. Trasladó su residencia a Madrid en 1913.

Realizó numerosos encargos públicos, como la estatua ecuestre del Gran Capitán en la plaza de las Tendillas de Córdoba (para lo que usó como modelo al torero Lagartijo) con la peculiaridad de que se utilizó en la misma pieza dos materiales, bronce y mármol, este último para el retrato. Esta escultura, muy conocida en su ciudad natal, sin duda bebe de las fuentes renacentistas de la estatuaria ecuestre. También en su ciudad natal realizó la estatua dedicada al político Antonio Barroso (1917), hoy desaparecida. En Madrid llevó a cabo el Monumento a Eduardo Rosales (1916) y participó con algunas figuras alegóricas en el Monumento a Alfonso XII en el Parque del Retiro de Madrid (1905), así como una escultura dedicada a Lope de Vega (1902).

Obtuvo la Primera Medalla en la Exposición Nacional de 1899 por su altorrelieve La mina de carbón y fue Medalla de Honor en la Nacional de 1920 con Forma. El Ministerio de Educación y Ciencia le dedicó una antológica en Madrid en 1968 y el Ayuntamiento de Córdoba una exposición retrospectiva en 2007.

Isabel Tejeda

 
 
VV. AA. Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 1.