Indistintamente

Indistintamente

  • 1990
  • Resina de poliéster y fibra de vidrio
  • 198,5 x 100 x 22 cm
  • Cat. E_93
  • Adquirida en 1992
Por:
Isabel Tejeda

La producción de Salomé Cuesta ha ido evolucionando hacia la desmaterialización del objeto y la reducción de su fisicidad a la mera luz. Pero la pieza que posee la Colección Banco de España es una obra fechada a principios de su trayectoria profesional, en la década de 1990. De hecho, se mostró en su primera exposición individual. En estos años, gran parte de su sintaxis escultórica erradicaba precisamente en la materia, si bien ya se vislumbraba la fascinación de la artista valenciana por las transparencias y por los objetos traslúcidos, interés que ha desarrollado, junto a sus colegas de la Facultad de Bellas Artes de la Universitat Politècnica de València, en el Grupo de Investigación Laboratorio de Luz, un colectivo creado precisamente en la primera mitad de esa década.

Indistintamente (1990) participa de una geometría sutil; se trata de una pieza críptica que juega a ser un marco sin imagen y que intenta acotar, encerrar o aprisionar el espacio en tres de sus partes, revelándose finalmente como un imposible: una aporía que se desborda en su parte inferior, aceptando la infinitud del mismo. La pieza se resuelve fundiéndose metafóricamente con el entorno, haciéndolo suyo, haciéndose suya. Un plano de resina que simula molduras y que se enfrenta cara a cara con la corporeidad del que la mira, que nos hace ser conscientes de nuestras dimensiones respecto al espacio.

Isabel Tejeda

 
Por:
Isabel Tejeda
Salomé Cuesta
València 1964

Finalizó sus estudios de Bellas Artes en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos de Valéncia, Universitat Politécnica de Valéncia, en 1989, doctorándose en la misma universidad, donde hoy es docente.

La cuestión central de su producción artística reside en la naturaleza del espacio y cómo este se construye y se ocupa. Para ello su herramienta fundamental de actuación es la obra de carácter tridimensional. Alejada de la tradición escultórica de materiales nobles, de obras densas físicamente o de la atención matérica, los medios y materiales que frecuentan sus piezas tienen más que ver con lo no físico, de ahí que se sirva de espejos o proyecciones y haya realizado importantes investigaciones sobre las capacidades creativas y conceptuales de la luz. Salomé Cuesta, desde una escultura «grado cero», explora el lugar en el que sus obras se insieren, no a través de los elementos que lo definen y delimitan, sino interviniéndolo con la ligereza de la luz, las sombras y la oscuridad.

La obra de Salomé Cuesta ha sido exhibida en distintos espacios como la Sala de Exposiciones de la Universitat de Valéncia (1990); la Galeria Antoni Estrany-de la Mota (Barcelona, 1992); la Galería Juana Mordó (Madrid, 1992, 1993); la Galería Helga de Alvear (Madrid, 1996); la Galería Salvador Díaz (Madrid, 2000); el Centro Párraga (Murcia, 2006); o el Centro de Artes Visuales Fundación Helga de Alvear (Cáceres, 2015).

Isabel Tejeda

 
«Indistintamente: espacio real, puro vacío», Universitat de València (València, 1990). «Interferenzen VI. Raumdeutung», Palais Liechtenstein (Viena, 1992).
Francisco Jarauta, Salomé Cuesta. Indistintamente: espacio real, puro vacío, València, Universitat de València Servei d’Extensió Universitària, 1990. VV. AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, Vol. 2.