Fontana, nº 1

Fontana, nº 1

  • 1985
  • Hierro (varias piezas)
  • 45 x 298 x 115 cm
  • Cat. E_148
  • Adquirida en 2000
Por:
Isabel Tejeda

Susana Solano se dio a conocer en el panorama nacional e internacional en los años ochenta, período inicial de su trayectoria al que pertenece Fontana n.° 1 (1985), la escultura que posee la Colección Banco de España.

Vinculada a una serie de obras con las que comparte título y sirviéndose del material predominante en el haber de la escultora catalana, el hierro, Fontana n.° 1 es un trabajo preñado de sugerencias poéticas. El espacio humano es un espacio construido, y la obra «un dibujo en el espacio», afirmaba en 1992. Las texturas, tonos y densidad de estas obras dejaban hablar al material que, en este caso, se presenta rotundo, claramente una afirmación del acabado industrial y de las posibles texturas —horadadas en alguna zona— que este permite.

Las referencias a la arquitectura hídrica presentes en el título de la obra —«fuente» en italiano—, se ligan a las que muestran otras esculturas de la misma serie: parten de una cierta analogía visual (Fontana n.° 3, Colección ”la Caixa”) sin dejar de resultar enigmáticas. En muchas de las obras de Susana Solano el agua se revela contenida en estructuras arquitectónicas y de ingeniería diseñadas por el ser humano — estanques, impluvios y termas, por ejemplo—; así, en las tensiones que Fontana n.° 1 ofrece entre la masa y el vacío, el líquido ocupa el lugar de este último: un sujeto omitido que, en realidad, da sentido a la obra.

Isabel Tejeda

 
Por:
Isabel Tejeda
Susana Solano
Barcelona 1946

La barcelonesa Susana Solano cursó estudios en la Facultad de Bellas Artes de su ciudad natal, centro del que llegó a ser docente.

Solano pertenece a la generación de artistas de la que fue llamada «nueva escultura española», quienes, en la década de 1980, entendían la escultura no exclusivamente en su objetualidad, sino en las relaciones que esta mantenía con el espacio en el que se encontraba; estas exploraciones la han llevado a colaborar con arquitectos como Rafael Moneo o Guillermo Vázquez Consuegra, entre otros. Susana Solano ha enriquecido su práctica tridimensional con la exploración de otras disciplinas como el vídeo, la fotografía o la instalación. Para ello se ha servido de todo tipo de materiales, desde aquellos que pertenecen a la tradición vanguardista, como el hierro, hasta otros de cariz más instrumental, como el yeso, el plomo o la malla metálica, explorando, en este sentido, sus diversas posibilidades constructivas.

El trabajo de Susana Solano se convirtió desde los años ochenta en un referente de la obra tridimensional en España con el uso de unos materiales, tamaños y pesos que prácticamente habían sido de uso exclusivo de los escultores varones. Sus objetos, si bien crean contrastes entre lo artificial, lo mecánico y lo industrial en lo que respecta a las formas resultantes, también poseen un fuerte carácter simbólico a través del cual la artista deja vislumbrar tanto sus preocupaciones personales como sus vivencias o la importancia de su propio cuerpo.

Susana Solano ha recibido importantes galardones, como el Special Prize, otorgado por The Utsukushi-Ga-Hara Open Air Museum, Tokio (1985), el Premio Nacional de las Artes Plásticas del Ministerio de Cultura de España (1988), el Premio Tomás Francisco Prieto de la Real Casa de la Moneda (2011) o el Premio GAC (2015). Su obra ha sido expuesta en la Fundació Joan Miró (Barcelona, 1980); el Städisches Museum Abteiberg Mönchengladbach (Alemania, 1989); el Museo Reina Sofía (Madrid, 1992); la Whitechapel Art Gallery (Londres, 1993); la Fundaçao de Serralves (Oporto, Portugal, 1997); el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (1999); el Palacio de Dar-al Horra (Granada, 2001); el Museum of Modern Art (Nueva York, 2006); la Galería Helga de Alvear (Madrid, 2007); el Irish Museum of Modern Art (Dublín, 2011) o la Fundació Suñol (Barcelona, 2014). Ha participado en importantes eventos internacionales como Documenta 8 y 9 (Kassel, Alemania, 1987 y 1992); la Bienal Internacional de São Paulo (1987); el Skulptur Projekte (Münster, Alemania, 1987); el Carnegie International (Pittsburgh, Estados Unidos, 1988); y la Bienal de Venecia (1988 y 1993).

Isabel Tejeda

 
«Against the Grain: Contemporary Art from the Edward R. Broida Collection», Museum of Modern Art (Nueva York, 2006). «Vol rasant (Vuelo rasante)», Fundació Suñol (Barcelona, 2014).
VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 3.