Figura femenina reclinada

Figura femenina reclinada

  • 1925
  • Óleo sobre lienzo
  • 60 x 81 cm
  • Cat. P_88
  • Adquirida en 1975
Por:
Julián Gállego Serrano, María José Alonso

Con el paso del tiempo, la pintura de Togores se ha recuperado y va engrandeciendo un magisterio, reconocido ya por Eugenio d’Ors desde el Salón de 1924, donde escribía: «La razón de ser de estos cuerpos es precisamente, el pesar. Su seriedad viene de su peso», en referencia a esa corporeidad que toman sus figuras en el contexto del llamado «retorno al orden» de los años veinte y treinta. Se trata de una de aquellas figuras femeninas que, solas o agrupadas, fueron un tema repetidamente abordado por el pintor, creando unos prototipos en los que va unida la gravedad con una síntesis formal apoyada por una gran elementalidad de medios y ausencia de retórica. Los colores escasos se valoran con un modelado justo para lograr eficaces efectos volumétricos. El fondo es como una prolongación del mismo cuerpo, el apoyo de la figura tumbada no es más que un borrón de color siena con toques grises; sin embargo, la figura emerge corpóreamente de manera rotunda, con gran presencia y evidente monumentalidad. La referencia a insoslayables procedimientos cubistas no resta originalidad a esta bella composición del maestro de Cerdanyola.

 
Por:
Julián Gállego Serrano, María José Alonso
Josep de Togores
Sardanyola (Barcelona) 1893 - Barcelona 1970

A edad muy temprana manifestó sus excepcionales dotes como dibujante; ya en 1909 expuso en Bruselas junto con otros artistas catalanes, donde el Gobierno belga adquirió su obra El loco de Cerdanyola. En 1911 presentó en la Exposición de Barcelona Un borracho, sin inclinarse todavía por un determinado estilo. Viajó a Madrid en 1913, donde residió durante algún tiempo, y de allí a París, viéndose influido por obra de Paul Cézanne. En 1917 regresó a Barcelona y expuso las obras pintadas en París, fundamentalmente bodegones, desnudos y flores; comenzó a hacer restauraciones y retratos. En 1919 volvió de nuevo a París, donde permaneció algún tiempo realizando restauraciones; en esta ciudad será expositor de la Galerie Simon, que lo consagró en el ambiente artístico francés. Entre 1922 y 1926 realizó exposiciones en París, Berlín, Nueva York, Múnich, Düsseldorf y en la barcelonesa Sala Parés, adquiriendo un gran éxito con sus desnudos. A partir de 1943 practicó la pintura mural y la ilustración en colecciones de bibliófilo como La Cometa, de la editorial Gustavo Gili de Barcelona.

 
«José Togores», Galerie Simon (París, 1922). «José de Togores», Galerie Simon (París, 1922). «José de Togores», Sala Parés (Barcelona, 1926). «José de Togores», Galería Biosca (Madrid, 1928). «Obras Maestras de la Colección del Banco de España», Museo de Bellas Artes de Santander (Santander, 1993). «Togores, clasicismo y renovación. Obra de 1914 a 1931», Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofia. MNCARS (Madrid, 1997). «Togores, clasicismo y renovación. Obra de 1914 a 1931», Museu Nacional d’Art de Catalunya (Barcelona, 1998).
Eugenio D’Ors, Mis salones, Madrid, Aguilar, 1967. Alfonso E. Pérez Sánchez y Julián Gállego, Banco de España. Colección de pintura, Madrid, Banco de España, 1985. Alfonso E. Pérez Sánchez, Julián Gállego y María José Alonso, Colección de pintura del Banco de España, Madrid, Banco de España, 1988. Francisco Calvo Serraller, Obras maestras de la Colección Banco de España, Santander, Museo de Bellas Artes y Universidad Internacional Menéndez Pelayo, 1993. VV.AA., Togores, clasicismo y renovación. Obra de 1914 a 1931, Madrid y Barcelona, MNAC y MNCARS, 1997. VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 1.