Estatua

Estatua

  • 1992
  • Madera tallada, poliéster, pintura sintética y bombillas
  • 225 x 129 x 47 cm
  • Cat. E_103
  • Adquirida en 1993
Por:
Beatriz Espejo

Estatua (1992) se inserta en una época muy especial de este escultor, cuando se instala en Nueva York en 1988. De esa misma época y en la misma línea son sus obras Los tres graciosos o Fuego Fuego. En todas ellas destaca su ironía, no exenta de ternura. Las esculturas se realizan a partir del ensamblaje de diversas piezas de madera y la combinación con materiales sintéticos, poliéster y bombillas en este caso. A la hora de representar el cuerpo humano, Leiro trabaja con un amplio margen de libertad. Parece como si de alguna manera recuperara sus orígenes surrealistas para investigar la tendencia poshumanista.

Leiro se inspira en las pautas de su vida cotidiana. Explora los gestos físicos de la gente que ve a su alrededor y se rinde a su lacónico sentido del humor, así como a su mirada irónica y a menudo exagerada hasta lo surrealista. Lejos de las esculturas de años atrás en que la figura era más lánguida y parecía festejar la parte más ridícula de la condición humana, aquí busca soluciones esquemáticas, rastreando la fuerza y valorando las texturas. Como buen observador de lo íntimo, de las posturas y los tics que nos caracterizan, en esta obra indaga sobre lo que en realidad es nuestra realidad: una acumulación de pequeñas ficciones inocentes, tramposas, deliciosas y perversas. De ahí su afán por registrar los gestos y que nos lo cuente como si acabase de suceder.

Beatriz Espejo

 
Por:
Beatriz Espejo
Francisco Leiro
Cambados (Pontevedra) 1957

Leiro pertenece al grupo de artistas que protagonizó un cambio de dirección en el arte español de principios de la década de 1980. El momento de euforia que rodeó al nacimiento de la joven democracia española se manifestó en el arte en la forma de una explosión plural que incluía artistas como Ferran García Sevilla, Juan Muñoz, Manolo Quejido, Susana Solano, Juan Uslé y Miquel Barceló. Entre ese grupo, Leiro pronto destacó como uno de los artistas capaces de renovar la escultura utilizando el granito y la madera para componer una obra de carácter narrativo, que nace de lo real aunque apoyándose en la tradición literaria y en la mitología popular.

Hijo de artesanos, eligió la escultura desde muy temprana edad, con un marcado carácter autodidacta. Su padre y su abuelo eran ebanistas, lo que le permitió conocer los rudimentos del trabajo en la madera. Entre 1974 y 1976 estudió en la Escuela de Artes Aplicadas de Santiago de Compostela, donde trabajó con la piedra. En ese momento fundó con otros artistas el grupo de carácter surrealista FOGA (Fato Ounirista Galego). Su primera aparición pública importante fue en la tercera y última exposición de Atlántica en el Pazo de Xelmírez en Santiago de Compostela en 1983, muestra que propiciará su primera individual en la madrileña Galería Montenegro un año más tarde y su inclusión en la importante colectiva «En tres dimensiones», clave para el despegue de la escultura en España. En 1985 representó a España en la Bienal de São Paulo. Desde finales de los años ochenta su estilo queda perfectamente definido, con figuras torsionadas y composiciones forzadas que otorgan dramatismo y vitalidad, muy próximas a las corrientes expresionistas. Desde ese momento comenzó a recibir importantes encargos públicos para realizar esculturas monumentales en diversas ciudades, como Sireno (Puerta del Sol de Vigo, 1991) o Astronauta (Valdemoro, Madrid, 2001). En 1987 se trasladó a vivir a Nueva York, ciudad en la que actualmente vive y trabaja compaginando estancias en su estudio en Cambados.

Entre sus exposiciones más importantes destacan la retrospectiva que le dedican el Institut Valencià d’Art Modern (València, 2000) y el Centro Galego de Arte Contemporánea (Santiago de Compostela, 2000); su intervención en el Palacio de Cristal, Museo Reina Sofía (Madrid, 2004); y su exposición «Os traballos e os días de Francisco Leiro» en el Centro ABANCA Obra Social (Santiago de Compostela, 2016).

Beatriz Espejo

 
«Francisco Leiro», Centro Galego de Arte Contemporánea. CGAC (Santiago de Compostela, 2000). «Francisco Leiro», Institut Valencià d’Art Modern. IVAM (València, 2000).
VV.AA., Leiro, València y Santiago de Compostela, IVAM y CGAC, 2000. VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 3.