Contrato

Contrato

  • 2016
  • Collage (papel de periódico sobre cartón marco)
  • 113,2 x 83,3 x 14 cm
  • Cat. E_153
  • Adquirida en 2017
Por:
Yolanda Romero Gómez

El trabajo de Sara Ramo juega con la realidad de lo cotidiano, con materiales que nos son familiares, introduciendo una mirada crítica, lúdica y experimental en los objetos que realiza. Trabaja directamente con los elementos que conforman nuestro entorno más próximo, reconfigurándolos en presencias que resultan extrañas y ajenas. La alteración del orden natural de las cosas no es para la artista un simple ejercicio formal, sino que es la vía para producir nuevos esquemas de sentido. Sara Ramo es heredera de toda una tradición cultural que ha desafiado la concepción meramente utilitaria y cientificista del mundo contemporáneo; incorporando nociones del misticismo, la mitología y la magia, la artista problematiza la relación del ser humano con los objetos, que está determinada solamente por el uso; fracturando este paradigma, se generan nuevas posibilidades narrativas. Como la propia artista ha señalado, «trabajo con elementos próximos, cercanos, familiares para todos. A partir de estos objetos creo contenidos poéticos».

Sus obras Contrato (2016) y Contrato II (2016) participan plenamente de esta forma de entender la práctica artística. Se trata de dos collages realizados a partir de recortes de diversos ejemplares del Financial Times, el periódico de contenido económico de ámbito internacional considerado como el diario de negocios más influyente del mundo. Contrato es una obra nacida en el contexto de la crisis del 2007, que provocó el colapso mundial de la economía y que trajo consigo que una buena parte de la sociedad se interesara por los motivos que la habían desencadenado. Millones de personas a escala mundial se vieron atrapadas por las obligaciones derivadas de contratos de productos bancarios de carácter especulativo, de los que no habían sido suficientemente informadas. El lenguaje financiero, incomprensible y cerrado de periódicos y documentales especializados en economía, generaba más incomprensión y desaliento en los afectados por la crisis. El uso de papel recortado, amontonado, que resulta claramente ilegible para el espectador, deviene en símbolo del contenido incomprensible en el que estos contratos financieros se convirtieron para una de las partes. Como si de una máscara que oculta la identidad de quien la porta se tratase, el contrato se erige en un instrumento destinado a producir efectos perversos sobre quienes se enfrentan a él, revelando así su poder real.

Yolanda Romero Gómez

 
Por:
Isabel Tejeda
Sara Ramo
Madrid 1975

Si bien Sara Ramo finalizó sus estudios superiores de Bellas Artes en España, muy pronto se trasladó a Brasil, país en el que reside la mayor parte del año desde entonces. En 2007, la publicación sobre arte contemporáneo internacional Ice Cream, de Phaidon, la incluyó entre el selecto listado de los cien artistas emergentes considerados con más proyección en ese momento.

La artista madrileña parte de elementos de la vida cotidiana que ven transformado su sentido a partir de recursos lúdicos y lingüísticos. Como ella misma ha declarado: «Más que pertenecer a lo cotidiano, mis obras lo transforman». De hecho, elementos comunes como un periódico o un calendario se ofrecen tras su manipulación como objetos ajenos, si bien no acaban de perder su ligazón con lo reconocible. En este sentido, la metamorfosis del objeto no remite exclusivamente a un discurso formalista, sino que pretende, a partir de la extrañeza, del cambio de sentido, que volvamos a sensibilizarnos ante aquello que, de tan visto, interpretamos como banal. De esta manera, Ramo hunde sus raíces en un arte que, escasamente positivista, se basa en lo no consciente, en lo místico, en lo absurdo e incluso en lo mágico, y que tiene referentes substanciales en el ready- made aidé de la tradición dadá y duchampiana, que se apoya en la potencia creativa del azar. Otra tradición en la que sustenta su obra es en el arte brasileño de los años setenta.

Sara Ramo ha tenido presencia en la Bienal de Sharjah (Emiratos Árabes, 2013), en la Bienal de Mercosul (Porto Alegre, Brasil), en la Bienal de Venecia de 2009 y en la Bienal de São Paulo de 2010. Ha realizado exposiciones individuales en The Photographer’s Gallery (Londres, 2009-2010); Espacio de Arte Contemporáneo de Almagro (Ciudad Real, 2011); Matadero (Madrid, 2014); Centre d’Art la Panera (Lleida 2014-2015); Centro Cultural Banco do Brasil (São Paulo, 2005); Centro Dos de Mayo (Madrid, 2012); la Fundaçao Eva Klabin (Río de Janeiro, 2012); la Sala Alcalá 31 (Madrid, 2019); y el Museo Reina Sofía (Madrid, 2019-2020). Entre otros reconocimientos, Ramo ha recibido la Beca de la Cité Internationale des Art (2008) y la Beca Artes Plásticas de la Fundación Botín (2014).

Isabel Tejeda

 
«(UN)COMMON VALUES. Two Corporate Collections of Contemporary Art», National Bank of Belgium (Bruselas, 2022).
VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 3.