Reloj de sobremesa

Reloj de sobremesa

  • c. 1850
  • Mármol negro y bronce dorado
  • 42 x 36,5 x 19,5 cm
  • Cat. R_68
  • Observaciones: Escuela española. Procedencia: Probablemente del Banco Español de San Fernando
Por:
Amelia Aranda Huete

Este reloj de sobremesa firmado por José de Hoffmeyer, relojero de la reina Isabel II de España, destaca por ser uno de los mejores ejemplares de fabricación española que incorpora un calendario perpetuo a imitación de los elaborados por la familia Brocot a mediados del siglo XIX.

La caja está fabricada en mármol negro. El contorno es de perfiles rectos sobre un basamento rectangular. En el frente se observan tres esferas de porcelana blanca y dos termómetros rodeados de un bisel de metal dorado que imitan el modelo creado por la familia Brocot. La esfera principal, en la parte superior, luce las cifras horarias en números romanos policromados en negro. En el interior, un escape visto tipo brocot con centros de rubíes. Las agujas son de tipo Breguet. Tiene dos bocallaves. Sobre la cifra XII, una palanca permite el adelanto y el retroceso. Debajo del cañón de las agujas se aprecia la firma del relojero: J. HOFFMEYER // MADRID.

Debajo de la esfera principal, se colocaron dos esferas auxiliares también de porcelana blanca. La de la derecha es un calendario perpetuo con indicación de los meses del año. En el interior de esta, otras dos esferas: una para el calendario y otra para el semanario. Encima de ellas hay una ventana para el calendario lunar y las fases de la luna policromadas en azul. La otra esfera auxiliar, a la izquierda, es un barómetro.

La máquina es francesa de tipo París con dos trenes. El tren de movimiento tiene un motor de resorte que permite mantener en funcionamiento el reloj durante ocho días, escape de áncora y péndulo. El tren de sonería es de horas y medias por sistema de rueda contadera y campana. Calendario perpetuo.

Este modelo de reloj también se denomina pendule borne y fue fabricado sobre todo durante el reinado de Napoleón III.

Louis-Achille Brocot y su hermano Antoine-Gabriel, hijos de Louis-Gabriel, fundador de la Casa, perfeccionaron los sistemas de escape y suspensión, y consiguieron la patente del escape visto y del calendario perpetuo en mayo de 1849. Matemáticos de formación, dominaron la geometría y las piedras duras aplicadas a la suspensión del escape. Reunieron una amplia clientela y crearon escuela, porque muchos relojeros aplicaron sus conocimientos a sus máquinas y las imitaron. Uno de ellos fue el relojero José de Hoffmeyer.

Amelia Aranda Huete

 
Por:
Amelia Aranda Huete
José de Hoffmeyer
Periodo de actividad: Bilbao 1849 - Madrid 1862

José de Hoffmeyer y Jiménez se casó con Josefa Zubeldia Baquijano en Bilbao, en mayo de 1843. Fue nombrado relojero real en 1849. En 1858 ya vivían en Madrid. Abrió tienda en la calle de Alcalá. Realizó sus propias máquinas y utilizó otras originarias de Ginebra (Suiza) y de París (Francia). Fue el representante de la casa French en Madrid. Cuando España decidió adaptar los relojes al sistema de tiempo medio, se convirtió en el máximo responsable de adecuar la utilización horaria en todos los relojes de Madrid con carácter público o municipal. Falleció en la capital el 16 de diciembre de 1862 y fue enterrado en el cementerio de la Sacramental de San Justo.

Amelia Aranda Huete