Rama

Rama

  • 2001
  • Acero inoxidable
  • 300 x 50 x 50 cm
  • Cat. E_132
  • Adquirida en 2002
Por:
Beatriz Espejo

Si algo define la escultura de Blanca Muñoz es el deseo de ingravidez, intentar que sus obras parezcan etéreas sin tender al recurso fácil de colgarlas de un hilo. En ese sentido, Rama (2001) es paradigmática. Traduce su interés por el universo, el cosmos y las fuerzas gravitatorias. En ella hay una búsqueda constante de equilibrio entre luz y sombra, lleno y vacío, movimiento y quietud. Para ello el material que mejor le funciona es el acero inoxidable, como en esta pieza.

La obra se produce a raíz de su etapa londinense, en la que la artista, tras indagar en el estudio de la cosmología, se interesa por ideas como «lo fractal», un modelo matemático que describe y estudia objetos y fenómenos frecuentes en la naturaleza que no se pueden explicar por las teorías clásicas y que se obtienen mediante simulaciones del proceso que los crea. Esa idea de bifurcación, de división de una cosa en dos ramales, brazos o puntas, lleva a la artista a trabajar con multitud de formas ramificadas. En este caso, lo hace en su forma más vertical, alcanzando los tres metros de altura, con alusiones, también, al medio natural, fuente de investigación sobre la estructura de las formas. Como otras obras de la artista, Rama habla de la ingravidez como el estado en que algo flota en el espacio sin sentir los efectos de la atmósfera, y abre un trabajo de alusiones a la botánica más tarde desarrollado por la artista.

En toda su producción, la cercanía a la ciencia ha derivado en un lenguaje geométrico, constructivista, característico en sus obras. Además, incorpora de un modo especial un intenso sentido de dinamismo y movimiento. Las formas geométricas de gran transparencia están hechas para ser vistas moviéndose en el espacio, desplazándose de manera acorde con el movimiento del cosmos y de nuestros propios cuerpos. Se trata de comprender y transmitir que nuestra posición está determinada por los astros.

Beatriz Espejo

 
Por:
Beatriz Espejo
Blanca Muñoz
Madrid 1963

Se licenció en Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid en 1988. En 1989 obtuvo la Beca de la Calcografía Nacional y en 1990 la Beca de la Academia, ambas para estudiar en Roma. Su obra tiene como impulso principal la necesidad de construir una imagen del espacio físico: del espacio en que habitamos, en relación con el universo en su conjunto, y de la resonancia que ambos producen en nosotros, en nuestro interior. Interesada desde muy pronto en el grabado, su trabajo experimentó un punto de inflexión en México entre 1992 y 1993 donde estuvo becada. El cambio de latitud y la percepción de la incidencia solar le hicieron ser consciente del papel de la orientación del sol en determinadas posiciones de un objeto en el espacio.

Gracias a esos planteamientos se abrió desde el plano hacia el volumen, desde la obra gráfica hacia la escultura, y empezó a trabajar obras tridimensionales con planchas de grabado. Poco a poco su obra fue estableciendo un diálogo con la ciencia, modulando un juego de aproximaciones y contrastes entre las representaciones científicas del universo y las imágenes plásticas. Su interés por las teorías cosmológicas actuales tuvo un importante impulso durante el mes que fue invitada en el Instituto de Astrofísica de Canarias, en el verano de 1997. Ese interés la llevó a vincularse con la Agrupación Astronómica de Madrid. En los años siguientes, durante su estancia en Londres, combinó el estudio de ciencia y naturaleza.

Su trabajo de obra gráfica ha recibido todo tipo de reconocimiento, entre los que sobresale la concesión del Premio Nacional de Grabado en 1999. Entre sus exposiciones institucionales más importantes destacan «El universo transparente», en el Espacio Uno del Museo Reina Sofía (Madrid, 2004) y «Circunnavegación 1990-2013», en la Sala Alcalá 31 (Madrid, 2013). Muñoz también ha explorado la joyería, un trabajo que mostró en la Joyería Grassy (Madrid, 2010) y que desarrolla en la Joyería de Artistas Louisa Guinness de Londres, donde colabora recientemente

Beatriz Espejo

 
«Art Cologne», Baukunst Galerie (Colonia, 2001). «Feria Internacional de Arte Contemporáneo», ARCO (Madrid, 2002).
VV.AA., Arco 02. Feria Internacional de Arte Contemporáneo, Madrid, Arco/Ifema, 2002. VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 3.