Olivos y encinas

Olivos y encinas

  • 1964
  • Óleo sobre lienzo
  • 73,7 x 92,5 cm
  • Cat. P_323
  • Adquirida en 1985
Por:
Julián Gállego Serrano, María José Alonso, Carlos Martín

Al regresar a España, Godofredo Ortega Muñoz configuró su peculiar estilo, abordando fundamentalmente el paisaje de los campos extremeños y castellanos, con algunas incursiones en el insólito paraje de Lanzarote. La elección de estos temas, en los que lo escueto es lo primario, proporciona unas inconfundibles peculiaridades a sus lienzos, en los cuales los protagonistas son habitualmente campos arados o de rala vegetación, colinas, olivos extremeños o encinas, como en este caso. La quietud del paisaje, destilado hasta sus unidades mínimas, se ve acrecentada por la sobriedad de la gama cromática, tan característica en su obra, a base de ocres con algunos toques de negro y blanco. Esta pintura, realizada en 1964, figuró en la exposición antológica del artista, celebrada en Madrid en 1970, así como en posteriores muestras de 1993, 1999 y 2004.

 
Por:
Julián Gállego Serrano, María José Alonso
Godofredo Ortega Muñoz
San Vicente de Alcántara (Badajoz) 1905 - Madrid 1982

Se trasladó muy joven a Salamanca y luego a Madrid para dedicarse a la pintura. Durante la etapa de aprendizaje dibujó en el Casón del Buen Retiro y copió las obras de los grandes maestros, particularmente de Diego Velázquez, Francisco de Goya y Francisco de Zurbarán, iniciándose a continuación en la pintura al aire libre. Viajó a París, donde se encontraban Francisco Bores, Benjamín Palencia, Pancho Cossío, Hernando Viñes, Salvador Dalí y Julio González, y mostró interés por la obra de Paul Cézanne y Vicent van Gogh. A partir de entonces recorrió Europa en compañía del actor húngaro Henrik Domahidy y en 1930 se estableció en Italia, a orillas del lago Mayor. Es en aquel momento cuando configura un tipo de paisaje que definirá al regreso a España en 1935, fecha en la que presentó una importante exposición en el Círculo de Bellas Artes y en la que concurrió a la Bienal de Venecia. Se instaló definitivamente en España en 1939, residiendo en Madrid y en Extremadura. Participó en las bienales de Alejandría (1947), Hispanoamericana de Arte (1952) e Hispanoamericana de La Habana (1954), donde obtuvo el Gran Premio; la Bienal de Barcelona (1956) le dedicó una Sala de Honor, al igual que la Bienal de Venecia (1958) y la Exposición Nacional de Bellas Artes de 1968. Su obra es plenamente representativa de la pintura española anterior a las vanguardias de finales de los años cincuenta y sesenta, y fue objeto de una importante muestra celebrada en Madrid, doce años antes de su fallecimiento, en el Casón del Buen Retiro. Ya en el siglo XXI, su obra ha causado un gran interés. En 2007 el Museo de Cáceres expuso «Palabras para una pintura del silencio. Teoría del paisaje en la obra de Ortega Muñoz», que repasaba el trabajo del pintor y desvelaba documentos de su archivo personal. En 2009 la Fundación César Manrique celebró «El Mar Absoluto. Ortega Muñoz y Lanzarote», y en 2017 el Centro Cultural Mariano Mesonada – Museo Orús reunió su obra en la exposición «La luz de Utebo en la pintura de Godofredo Ortega Muñoz» (Utebo, Zaragoza).

 
«Exposición antológica de Ortega Muñoz», Museo Nacional del Prado (Madrid, 1970). «Obras Maestras de la Colección del Banco de España», Museo de Bellas Artes de Santander (Santander, 1993). «Ortega Muñoz», Sala de exposiciones del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (Madrid, 1999). «Ortega Muñoz», Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (Badajoz, 2004).
VV.AA., Exposición antológica de Ortega Muñoz, Madrid, Comisaría General de Exposiciones, 1970. Carlos A. Martínez Cerezo, La Escuela de Madrid, Madrid, Ibérico Europeo de Ediciones, 1972. Alfonso E. Pérez Sánchez, Julián Gállego y María José Alonso, Colección de pintura del Banco de España, Madrid, Banco de España, 1988. Francisco Calvo Serraller, Obras maestras de la Colección Banco de España, Santander, Museo de Bellas Artes y Universidad Internacional Menéndez Pelayo, 1993. VV.AA., Colección Banco de España. Catálogo razonado, Madrid, Banco de España, 2019, vol. 1.