Juan de Arellano

Santorcaz (Madrid) 1614 - Madrid 1676

Por: Alfonso Pérez Sánchez

Figura más conocida entre los pintores de flores del Siglo de Oro español y discípulo de Juan de Solís. Tras cosechar poco éxito con los cuadros de composición, se especializó en la pintura de flores, en la que alcanzó pronto gran prestigio. En este género sus primeras obras derivan de modelos flamencos (Vasos con flores y paisajes, 1652, Museo del Prado, Madrid). Más tarde se inspira en modelos italianos, sobre todo de Mario Nuzzi o de Margarita Caffi, a quienes iguala a menudo en calidad. Llegó a adquirir una evidente personalidad que influyó y determinó la labor de algunos discípulos notables como José de Arellano, su propio hijo (activo entre 1670 y 1705) y Bartolomé Pérez, su yerno. En 1983 el Museo del Prado lo incluyó en la exposición «Bodegones y flores de 1600 a Goya», en la Biblioteca Nacional de Madrid, que procuró gran éxito a su pintura. En 1998 se realizó la primera antológica del artista en la Sala de las Alhajas de Madrid.